OBLIGACIONES DEL EMPRESARIO:

La normativa de prevención de riesgos laborales establece que el empresario tiene el deber de proteger a los trabajadores frente a los riesgos producidos en el entorno de trabajo; así como llevar a cabo la prevención, mediante la adopción de las medidas que sean necesarias.


A continuación se detallan las áreas de actuación preventiva más relevantes:

  • El empresario tiene el deber de proteger a los trabajadores frente a los riesgos laborales.

  • Incorporar la prevención a todos los niveles jerárquicos,   definiendo su responsabilidad.

  • Planificar la producción, integrando la prevención.

  • Constituir una organización y dotarla de medios para llevar a cabo las actividades preventivas.

  • Llevar a cabo un plan de prevención, en función de las características de la empresa y de la evaluación de riesgos realizada.

  • Desarrollar un seguimiento permanente de la actividad preventiva, con el fin de perfeccionar de manera continua las actividades de identificación, evaluación y control de riesgos.

  • Garantizar la vigilancia médica periódica en función del riesgo laboral.

  • Consultar y dar participación a los trabajadores, en todo lo que tenga relación con la salud laboral de los mismos.

  • Informar y formar a los trabajadores en los riesgos generales y específicos existentes en la empresa, así como en la
  • prevención de los mismos.

  • En función de las características de la empresa, adoptar un plan de emergencia y primeros auxilios.

  • Elaborar y conservar a disposición de la autoridad laboral, la documentación que indica la ley.

  • En caso de riesgo grave e inminente, adoptar las medidas necesarias para que los trabajadores puedan interrumpir su  actividad y abandonar, si fuera necesario, el lugar de trabajo.

  • Coordinación de actividades empresariales.